Hoy compartimos un trabajo de ITCONSULTORA que, como empresa guiada por los principios de responsabilidad corporativa y ética, hemos realizado la huella de carbono a una empresa del sector alimentario de nuestra provincia.

Dicha empresa es Patatas Fritas Santo Reino, una empresa con una larga trayectoria empresarial que ha pasado del pequeño negocio del matrimonio Gutiérrez a una planta dotada con las últimas tecnologías para hacer llegar sus patatas fritas, las de toda la vida, a cualquier rincón de España, gracias a su tienda online y red de distribuidores.

La huella de carbono supone la contabilización de la totalidad de emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI) que cada empresa, organización, individuo, evento o producto producen diariamente de manera directa o indirecta, debido al desarrollo de sus actividades en forma de masa kg de CO2equivalente. Además, analiza el alcance desde aquellos puntos sobre los que la empresa tiene un control directo, hasta aquellos que se ocasionen como consecuencia de la actividad de la organización, pero sobre los que esta no tiene ninguna capacidad de control o este es muy reducido.

Del mismo modo, este proyecto cuenta con un informe de verificaciones y comunicación de resultados, auditoría de verificación y recomendaciones y propuestas de mejora fundamentales para que la empresa en cuestión pueda definir mejores objetivos y estrategias de reducción de emisiones más efectivas. Como consecuencia de ello obtendrá mayores ahorros de costes y podrá fortalecer sus relaciones con clientes y proveedores consecuencia de una mejora de imagen por su compromiso por reducir su propio impacto sobre el cambio climático.